TEXTOS, ILUSTRACIONES Y DIBUJOS DE LA SAGA DE LOS CONFINES

El Arte de Los Confines es un proyecto en conjunto entre la escritora Liliana Bodoc y el ilustrador Gonzalo Kenny, para ilustrar de a poco el universo creado por la escritora en su trilogía "La Saga de Los Confines". Los invitamos a todos a encontrarse con los personajes de esta maravillosa obra, conocer textos inéditos de La Saga y perderse en cada uno de los rincones de Los Confines. Esperamos que disfruten todo el material aquí presentado y puedan dejarnos sus comentarios y opiniones. Cálidos saludos para todos,
Liliana y Gonzalo.


2010-05-21

Consejos Fantásticos

Liliana quería compartir con todos algunas cuestiones sobre la escritura fantástica. ¡Que lo disfruten!

No voy a disculparme por la elección de la palabra, ni voy a intentar disfrazarla de “sugerencia”, “guía”, “recomendación”, etc...
Aconsejar es un acto que no posee, por necesidad, la impronta del autoritarismo. Un acto que no creo excesivo siempre que provenga del trabajo, de la honradez y de la pasión.
Se trata de comentarles algunas cuestiones que creo decisivas a la hora de hacer literatura fantástica. Literatura fantástica consistente y adulta.

Cuando vamos a enfrentarnos con la construcción de un texto fantástico, y aún de ciencia-ficción, debemos tener claro que no se trata de montar una escenografía, de colgar un telón de fondo; se trata de procurar que lo fantástico sea una esencia, una determinante sin la cual el texto, sencilla y definitivamente, no funciona. A menudo leemos historias, a veces bien narradas, que podrían prescindir del componente fantástico sin sufrir mella alguna. La historia contada, nombres más o menos, podría ser idéntica en registro realista. Entonces estamos frente a un severo problema... Tendremos que pensar hasta el cansancio, hasta el insomnio, hasta la desesperación. Pero no vamos a ser capaces de construir un texto genuino hasta tanto no logremos encontrar el modo de transformar lo fantástico en la “cadena carbonada” de nuestra historia.
Liliana Bodoc

Por lo demás, no importa si la fantasía aparece como una línea sutil, apenas perceptible, o si es una roca que se alza, contundente, desde la primera línea. Sí importa que la construcción sea profundamente lógica. Con una lógica particular, si quieren, pero lógica de todos modos. Escribir fantasía no es escribir sinsentidos. Un universo fantástico no es aquel donde todo puede ocurrir, sin ton ni son. Me atrevería a decir que, mucho más que en la escritura realista, debemos esmerarnos en trazar una lógica interna sin resquicios. Y luego atenernos a ella con obsesión.

Me parece esencial determinar si nuestra alternativa fantástica tiene que ver con “lo improbable” o con “lo imposible”. Esto traza una línea decisiva entre los textos del género.
Voy a utilizar el ejemplo de un científico ruso que, sin referirse a la literatura, da ejemplos de la diferencia entre improbable e imposible.
Improbable es dinamitar un gran trozo de mármol y obtener, como resultado, la estatua de la Venus de Milo. ¡Eso es muy improbable pero no es imposible!
En cambio, que un mago se pare frente a un trozo de mármol y con un par de palabras extrañas lo trasforme en la Venus de Milo, eso es imposible.
En el primer caso existe una fundamentación material que podría explicar el prodigio. Digamos que un mago es aquel capaz de conocer hasta el milímetro el modo de colocar la dinamita alrededor de un determinado trozo de mármol, teniendo en cuenta las innumerables variantes, de forma tal que al estallar aparezca la mismísima Venus.
Decidir una u otra cosa es decidir las claves de nuestra historia.
¡Cuántas veces vemos malogrado un personaje fantástico debido a profundas incoherencias en la calidad de sus poderes!

Por fin, para hacer literatura fantástica tenemos a nuestra disposición la maravillosa ambigüedad del lenguaje... Quien opte por describir y narrar episodios fantásticos debe inmiscuirse con el lenguaje en su valor lírico. Con esto no quiero decir que debemos hacer poesía, en sentido estricto. Digo que para contar lo improbable debemos usar un lenguaje improbable. Digo que para contar lo imposible debemos adentrarnos en las alternativas más extremas de la forma escrita. Digo que para construir mundos inexistentes no podemos usar el lenguaje como un mero instrumento que dé cuenta de un argumento, sino como una potencia simbólica que hace verosímil lo extraordinario.
Como sea, trabajar en textos fantásticos es una tarea muy ardua, en la que debemos exigirnos la máxima seriedad. De lo contrario estamos expuestos a desaparecer de la literatura en un Abracadabra.

6 comentarios:

  1. Hola Gonzalo y Liliana:
    Primero que nada muchas gracias por la invitación, el proyecto me parece MUY interesante.
    Estoy leyendo la saga y me ha atrapado totalmente, me encanta.
    Sobre el consejo: es muy cierto, no es fácil crear una historia fantástica. Me ha resultado muy inspirador.
    Las ilustraciones son muy hermosas! Me gustaron mucho las de Kupuka y Wilkilén, así me los imagino!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Nos alegra mucho tenerte cerca entonces para ir compartiendo todo este material...
    Y que hermoso que te hayas encontrado en las ilustraciones...
    Gracias por tus preciosas palabras.
    Un cálido saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola
    Me habías invitado a ver el proyecto hace casi un mes. Recién ahora vi tu comentario, te pido mil discuplas.
    Gracias por darme a conocer el proyecto, es... maravilloso. Los personajes se asemejan muchísimo a lo que tenía en mente, creo que son excelentes. Leí el primer libro en el colegio (me acuerdo de que discutíamos la apariencia de los lulus y de los animales con cabellera) y me encantó, así que seguí hasta leer cinco veces cada libro.
    Había abandonado un poco la escritura, pero los consejos me animaron bastante a continuar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Lizz! Te estábamos esprando!... Personalmente me pone muy contento que hayas pasado, y que las imágenes se parezcan a eso que habías imaginado. Te esperamos seguido! un gran saludo

    ResponderEliminar
  5. Tienes toda la razón Liliana, y aunque no es una teoría de cómo se debe trazar una historia fantástica, sí da luces de cómo debe ser el camino. Un abrazo. Seas bendecida.

    ResponderEliminar
  6. Hola! Mucho gusto!!!! Escribo para contarles que estaremos presentando Un Cuento Negro, una obra de Liliana Bodoc en Buenos Aires, en el Teatro Belisario, Corrientes 1624, los domingos a las 18 hs desde el 13 de Junio, y queriamos invitarlos!!!!
    Uno de los domingos estara ella presente!
    SI pueden escribannos a tresgatoslocos@gmail.com
    Gracias!!!!!

    ResponderEliminar