TEXTOS, ILUSTRACIONES Y DIBUJOS DE LA SAGA DE LOS CONFINES

El Arte de Los Confines es un proyecto en conjunto entre la escritora Liliana Bodoc y el ilustrador Gonzalo Kenny, para ilustrar de a poco el universo creado por la escritora en su trilogía "La Saga de Los Confines". Los invitamos a todos a encontrarse con los personajes de esta maravillosa obra, conocer textos inéditos de La Saga y perderse en cada uno de los rincones de Los Confines. Esperamos que disfruten todo el material aquí presentado y puedan dejarnos sus comentarios y opiniones. Cálidos saludos para todos,
Liliana y Gonzalo.


2014-12-16

El mascarón Sombra

"La mujer mascarón viajaba de cara al mar, sin ansiedad por divisar las costas de las Tierras Fértiles. Entregada al ritmo del mar porque el tiempo, igual que a las piedras, no le concernía..."



1 comentario:

  1. Gonzalo, desde que descubrí tus ilustraciones fuiste un puente entre las palabras de Liliana y las imágenes que se generaban en mi cabeza sobre los Confines.
    Fue la cara de Kupuka en "los días del fuego" (sin que yo lo supiera aún de quien se trataba), lo que despertó mi interés por la saga. Ahí estaba el Brujo agitándose, sacudiendo los ojos tranquilos y en silencio, en una vitrina de la facultad. Y ahí estaba yo: medio nabo, medio inquieto, medio grande, medio chico; era medio de todo pero siempre a la mitad.
    Hoy, después de no se cuantos años (estimo que serán 3 o 4, no se) terminé de leer la Saga.
    No me animaba a terminarla, no se que me pasaba! Pero en esta semana tomé coraje y recorrí el final de la historia. Los últimos pasos de la saga. Y no lo pude evitar, necesitaba verme a mi mismo después de estos años, verme de nuevo mirando los ojos de Kupuka en los días del fuego, y lo encontré tremendamente bello, en paz. Y por suerte me encontré también en el brujo, me vi cambiado, con fuerzas renovadas, pero conservando ese amor por la fantasía que guardo dentro desde siempre.
    No tengo palabras para agradecerles a ambos. No las tengo porque todas serían escasas. Un abrazo diría más, un apretón de manos diría más. A ella le debo la historia, y a vos el abrirme la curiosidad con un sólo dibujo.
    Para terminar, quería contarles que hace un tiempo empecé a escribir un cuento propio (me gusta llamarlo "cuanto" aunque lleve ya unas cuantas hojas, más de la que imagino), y eso también es obra de ustedes dos.
    Nada más que decir, muchas gracias y hasta pronto.
    Saludos y cariños para vos y Liliana
    Renzo Pagliero, de Córdoba

    ResponderEliminar